domingo, 28 de marzo de 2021

Cayetano Ferrandez- gray bringing colour to the human condition... by ITCHYSILK

In his simple yet visually arresting work The Gray Man, photographer, and sculptor Cayetano Ferrandez explores the “human condition”. It is an exploration that is profound, darkly humorous but evidently tinged by a certain uncomfortable knowledge:

“Gray……… defines the mass, the bland society and human mediocrity”.

That blandness somehow accentuated by his use of dolls as the subjects of this exploration. For all our protestations of individualism perhaps that is merely an illusion. Like the dolls collectively we can be moved and moulded.

How (and did) your childhood set the foundation for an interest in art?

In my family there is no artistic background, I did not stand out especially in anything, but I was attracted to drawing and craftsFor years I asked for a Madelman doll for Christmas. Eventually my wish was granted. I remember perfectly; it was an Arctic explorer in his corduroy suit. Perhaps that is where my fixation for dolls stems from.

Tell us about your childhood in terms of environment and culture again how did it impact your later choices?

As a teenager I remember attending drawing classes, the exercises of copying classic plaster figures was an ordeal. It seemed somewhat boring and slow. I did not have the patience or the discipline to finish the work.

Later photography crossed my path, it was different, magical and above all immediate. Together with a friend, we began to take countless technical and laboratory courses (analogue photography in 1986), contests, workshops and more. In an association of young artists, I met my wife, Begoña Martínez, a sculptor. She really introduced me to the world of art. Together we founded an art centre where all kinds of artistic disciplines are currently taught.

In the mid-90’s I met the artist and photographer Javier Vallhonrat. He brought together two worlds that interested me a lot: a personal work around the human figure, the nude and another work on commercial fashion photography, both closely related to body expression. He made me realise the different readings, the nuances of the semantic richness of the images. From that moment, I was only interested in working with people, in the studio with the greatest control over light.

We all believe and want to be different but deep down we are the same.

Looking at your resume your first publicised work (it seems) was Virgins, saints, and martyrs 1990 -tell us about the genesis of that work and how you have (if you have) changed as an artist?

This was my first solo pictorial project around the recreation of religious iconography, the models were friends or family. The work is a mixture of irreverence and sublimation of the everyday, it is a debate between the pagan and the divine. Here the symbolism begins to take centre stage.

And of course, talk about the medium of choice. Dolls seem to be a regular feature in much of your work even though we note in your 2012 work Dance of The Damned, you used live models.

Currently, there are casual encounters with contemporary dance artists facilitating this series. Body expression and the nude have a great role. They are weighted, sick, marginalized characters: loneliness is the great protagonist.

At one point in my life, I found it difficult and convoluted to set up photographic sessions with models. I began to photograph with dolls, first with Barbie and Ken of my daughter’s (Es plastic 2001) with purely sexual connotations. And later with those Madelmans of my childhood.

These new plastic models allowed me to expand the spaces, play with the formats, but above all (and more importantly) the loss of referentiality in the case of Gray Man series. You do not know if they are dolls, sculptures, people, and you do not know their size they are only representations of humans. When you photograph people the question is: Who is this? Now the attention is on the event, on the action.

Explain the genesis of The Gray Man series and the aims?

The work begins as a journey through the human condition, where there are no winners or losers. The social pyramid is constantly inverted. One day you are an abuser and another you are abused. The loneliness in the middle of the crowd is general and the nonsense of life takes centre stage.

I see myself reflected among those characters, I see myself directed, manipulated and I think the viewers do too. They are fictitious representations, grotesque situations but at the same time more real than our own lives. I believe that my work as an artist is to awaken consciences, where are we and where are we going?

And the use of gray as the primary colour: It certainly has a powerful effect but tell us the reasons behind your choice.

The gray man series is the compendium of everything that happened previously and arises from a need to unify all those plastic elements in a single color. Gray is the color par excellence for photographers, (the backgrounds of that color allow modulating the light of the scene) I only extended the gray of the background to the characters, the scenes painted in gray are reminiscent of the black and white of analogue photography. But most importantly, it defines the mass, the bland society and human mediocrity. We all believe and want to be different but deep down we are the same.

Evidently other colours are limited but you do use them-why?

The photographs are all in color, but since the background and the characters are painted in the same color, the effect is the classic black and white. Now the focus is on the form and it is the chiaroscuro effect that enhances the theatricality of the scenes. Only some elements of color can enter the scene breaking the composition or highlighting specific aspects.

Photography restores and comforts me from the wounds that this society inflicts on me.

How would you define your work?

In 2015 I began to transfer previously photographed scenes to sculpture, now the viewer could feel involved, enter the scenery. It is a new sensation that completes the creative circle. At the same time, I began to make animated gifs, repetitive images, which reinforce the obsessions. Characters who try in vain, repeatedly, to complete an action. I believe that these two disciplines complement, expand, and better define my project.

And your parting words for itchysilk?

Photography restores and comforts me from the wounds that this society inflicts on me. I want to think that my own work as an artist is the best form of self-knowledge. If all this serves other people, time will tell.

https://www.itchysilk.com/category/photography/


https://www.itchysilk.com/category/photography/CAYETANO FERRANDEZGRAY BRINGING COLOUR TO THE HUMAN CONDITION.CAYETANFERRANDEZ-GRAY BRINGING COLR TO THE HUMCONDTI

surrendered (rendido) 2021 the gray man series


parachute (paracaidas) 2021 the gray man series

scarecrow (espantapájaros) 2021 the gray man series

 



disagreements (desacuerdos) 2021 the gray man series






schizophrenia (esquizofrenia) 2021 the gray man series

  
weariness (hastío) 2021 the gray man series


nests (nidos) 2021 the gray man seies

pandemic (pandemia) 2021 the gray man series

reflection  2021 the gray man series

sentar la cabeza 2021 the gray man series

totem 2021 the gray man series

martes, 15 de septiembre de 2020

curriculum






 CAYETANO FERRÁNDEZ AZORÍN

(Dolores, Alicante, 1963)

cayetanoferrandez.com

cayettano.blogspot.com



Exposiciones individuales

2015. El hombre gris. Centre del Carme Cultura Contemporánea, Valencia.

2010. Distopía. Galería Aural, Alicante.

2009. Mis pensamientos. Forum des halles. Universidad C. Louvain-la-Neuve,

Lovaina, Bélgica.

2007. Dasein. Centro de exposiciones de la Comisión Europea. Bruselas, Bélgica.

2006. Dasein. Galeria Aural, Alicante.

Dasein. Centre Culturel Saint Gilles. Bruselas, Bélgica.

2005. La decadencia de la mentira. Galeria MAV, Magatzems d’Art Valencià,

Valencia.

2003. Descarnados. Galería Aural, Alicante.

2001. És plàstic. Galeria Diposit 19, Alicante.

2000. Cayetano Ferrández. Espai L’Ambert, Jávea.

1994. De dentro. Galería Senda, Alicante.

1991. Vírgenes, santos y mártires. Galería Maple Syrup, Espai Fotografic,

Barcelona.

Vírgenes, santos y mártires. Galería Raylowsky, Valencia.

1990. Vírgenes, santos y mártires. Galería Casar, Alicante.

Vírgenes, santos y mártires. Sala de exposiciones CAM, Alcoy.




Exposiciones colectivas

2018. 365 alc paisatge. Lonja del Pescado, Alicante.

CC.OO. PV 50 anys mirant cap al futur. Sala La Nau, Universitat de València.

2017. Homenaje a Miguel Hernández. Lonja del Pescado y MUA, Alicante.

Luces en la sombra. Josefina Manresa y las olvidadas. Orihuela, Elche y

Alicante.

2015. Imaginació i desig. Sala Àgora, Alcoi, Alicante.

DIS-CONTINUA / Cayetano Ferrández / 111

2011. Expressions del patrimoni. Museo de Bellas Artes de Valencia

2010. Europia. Abadía de Neumünster, Luxemburgo

State of creation. Chamber of Commerce, and European Commission,

Luxemburgo.

FOROSUR’10. Feria Iberoamericana de arte contemporáneo, Cáceres.

2009. PERISCOPIO 2009. Centro Cultural Montehermoso. Kulturunea, Vitoria.

VALENCIA. Art. Museo del Carme, Valencia.

No hay tal lugar. Territorios de lo invisible. Castillo Santa Bárbara, Alicante.

From one side to another. Alicante. Sala Lonja del Pescado, Alicante.

2008. From one side to another. Gezira Art Center. El Cairo, Egipto.

XI Cairo Bienale. El Cairo, Egipto.

2007. VALENCIA.ART. Hotel Astoria, Valencia.

2006. I Concurso de creación artística Fundación José García Jiménez. Sala las

Verónicas, Murcia.

Evento Internacional de Performance y Audivisual. 3ª Edición ENJOY. La

Habana. Cuba.

TRANS-IT Centro provincial de Artes Plásticas y Diseño “Luz y Oficios”.

Habana Vieja. Cuba.

VALENCIA. Art . Hotel Astoria, Valencia.

2005. Entrada al sentido. Paradigmas de lo imaginario. La Barbera, Villajoyosa,

Alicante.

VALENCIA.ART, Hotel Puerta de Valencia, Valencia.

Escultura en dos dimensiones. Fotografía Contemporánea. SEA, Castillo

Santa Bárbara. Alicante.

12 artistas, 12 imágenes, 12 tiempos. Galeria Aural, Alicante.

2004. Perdidos en el Espacio. Aula de Cultura de Yecla, Murcia.

Arte-Educa, “Letras para las niñas” UNICEF. Club Información, Alicante.

2002. Pequeñas reflexiones de treinta y tantos. Galería Aural, Alicante.

2001. 10 De cada. Sala de exposiciones CAM, Elche.

1996. Fotógrafos de la Espiral. Centro 14, Alicante.

I Jornadas Fotográficas, Casa de Cultura de Guardamar del Segura, Fernando

Flores.

Artístas jóvenes y les fogueres. Sala Joven Centro 14, Alicante.

Encuentros de Fotografía. Instituto Juan Gil-Albert, Alicante.

Arte y fuego. Centro Cultural Rambla. Fundación Bancaixa, Alicante.

1995. Don Juan. Nuevas Referencias Fotográficas. Ayuntamiento de Alcalá de

Henares.

1993. En el mig de les terres. Institut de la Dona, Alicante.

Estamos todos por la Vida. Lonja del Pescado, Alicante

1992. Signos de los Tiempos. Sala Borrón, Centro Cultural del Principado de

Asturias, Oviedo.



sueños (dreams) 2020 the gray man series




salir de la norma (get out the norm) 2020 the gray man series




reverse 2020 the gray man series
 
                                               




renuncia (give up) 2020 the gray man series



privilegios (privileges) 2020 the gray man series




patriotismos (patriotisms) 2020 the gray man series





encajado (embedded) 2020 the gray man series
e





tamaños y medidas (sizes and measurements) 2020 the gray man series



                                       

presentacion (presentation) 2020 the gray man series

                                       


nacionalismos (nationalisms) 2020 the gray man series





grandezas (greatness) 2020 the gray man series




falocracia (phallocracy) 2020 the gray man series




la partida (the match) 2020 the gray man series


                                        


demencia (dementia) 2020 the gray man series




desfase (gap) 2020 the gray man series





la espera (the wait) 2020 the gray man series






fin de partida  (endgame) 2020 the gray man series





mi monstruo  (my monster) 2020 the gray man series 


                                                     


fantasia (fantasy) 2020 the gray man series





el jardinero (the gardener) 2020 the gray man series




trampa (snare) 2020 the gray man series






confinado (confined) 2020 the gray man series



coyunturas (conjuncture) 2020 the gray man series





ajedrez (chess) 2020 the gray man series





caracolas (shells) 2020 the gray man series

                                         

lunes, 1 de junio de 2020

Cayetano Ferrández
Fotografo, comienza su labor fotográfica en 1986, dentro del ámbito analógico, con la representación humana como territorio, donde desarrollar proyectos entorno a la expresión corporal. Para sus primeros trabajos de marcado carácter teatral hace uso de la figura humana como aproximación a la plástica. En su primer trabajo “vírgenes, santos y mártires” 1989 recrea estampitas de santos, donde sus modelos son amigos y familiares. Luego vendrán “la danza de los malditos” 1997  modelos provenientes del mundo de la danza desarrollan el corpus de lo que van a ser sus temas principales, la soledad, la incomunicación o las relaciones humanas. Con el nuevo siglo comienza a trabajar con muñecos y fruto de ello “Es plastic” 2001, donde la visión adulta de aquellos cuerpos perfectos (barbie y Kent) dan como resultado fotos de un marcado carácter sexual. De los trabajos posteriores “Dasein” 2004 o “El viaje de no retorno” 2008 son el tema social, que ya no le abandona en toda su trayectoria. La crisis es algo que se palpa en “metáforas apocalípticas” 2010, pero sobre todo es con el “hombre gris” 2012 donde encontramos un cambio sustancial, una aproximación al  ámbito escultórico y video grafico. El hombre gris, el trabajo más amplio, formal y conceptualmente, es donde el autor condensa la experiencia de los proyectos anteriores, con una visión en ciertos momentos surrealista, de marcado carácter simbólico, donde nos mete de lleno en su propio universo, nada es fruto del azar, las escenografías de corte irónico muchas de ellas nos trasladan de lo social a lo personal. La empatía producida por los personajes nos hace reflexionar sobre la condición humana. Es, ese carácter distópico del hombre gris que nos enfrenta a relaciones de poder, de marginalidad social, donde dinamita nuestras estructuras mentales, nos descoloca y nos enfrenta a nuestras propias miserias, claro es que, también, deja una pequeña puerta a la esperanza.  



la mirada fotografica (photographic look) 2020 the gray man









desinformacion (disinformation)2020 the gray man

bipartidismo (bipartisanship) 2020 the gray man
felicidad (happiness) 2020 the gray man





autoimposicion (self-imposition) 2020 the gray man


depresion (depression) 2020 the gray man

correccion (correction) 2020 the gray man

miércoles, 29 de abril de 2020


relatividad (relativity) 2020 the gray man series


micromachismos (micromachisms) 2020 the gray man series



recomponerse (recompose) 2020 the gray man series



pulsion 2020 gif-the gray man series





desorden (disorder) 2020 the gray man series


miedos (fears) 2020 gif-the gray man



inutil (pointless) 2020 the gray man series
Díalogos en torno a la exposición DIS-CONTINUA
JV: Aun remontándome a series tuyas realizadas hace más de dos décadas, en tu obra de entonces  ya se pueden percibir elementos que a día de hoy, habiendo sufrido una enorme evolución, parecen seguir presentes: la carga de incertidumbre y paradoja en la expresividad del cuerpo y el gesto humanos, la potencia de la atmósfera y el carácter de tus puestas en escena, y tu forma de emplear en tu práctica artística recursos de  la fotografía, el teatro, la danza, el vídeo y la escultura para generar un espacio de incertidumbre que pone en crisis la forma tradicional de identificar al artista con el empleo de un medio específico.
CF: El cuerpo siempre fue mi lugar de residencia. Muy poca gente sabe que mi  primer trabajo fue una serie titulada “Auto-desnudos” donde tomando mi propio cuerpo como desaparecía parcialmente fruto de un rudimentario efecto de movimiento. Por eso cuando vi aquellos trabajos tuyos de  “Animal vegetal” o “Espacio poseído”  quedé en estado shock y pensé esto es lo que quiero hacer. Luego, en aquel taller de Tarazona, una frase tuya me quedó profundamente gravada “soy un perro dando vueltas en torno al mismo árbol. Es cierto, yo no sé tú pero yo sigo dando vueltas a los mismos temas, de una forma casi obsesiva, y a cada giro me conozco mejor. Se incorporan nuevos elementos, nuevas disciplinas pero la base es la misma.
JV: Me gustaría empezar con este último asunto que ha estado presente en conversaciones que hemos mantenido, y que a pesar de  la normalidad con la que muchísimos artistas  ya no se identifican con el uso de uno u otros medios para desarrollar su trabajo, parece que genera una cierta polémica.
CF: Sí, tienes toda la razón, siento que los medios se desdibujan, siempre me he considerado fotógrafo, este era mi medio natural (nunca tuve dotes, ni paciencia para el dibujo más allá de unos bocetos). Así que, cuando descubrí la fotografía, me sentí aliviado, este era mi terreno, su inmediatez me permitía ver resultados  aunque fuera en base a ensayo-error. A  media que iba delimitando el ámbito, me encontraba más a gusto reconociendo aquello que no quería ser. Descubrí  que no me interesaba el reportaje y ni tan siquiera los exteriores; hoy sé que lo que no me interesaba era “la realidad”. Me explico, sí me perturba todo lo que pasa a mí alrededor pero necesito recrearlo, experimentarlo para generar un bálsamo, como cuando tienes un problema y lo cuentas a un amigo, ya es menos problema si lo compartes.
En mi caso la transición a otros medios se produce de una manera natural, por una necesidad de amplificar el mensaje. A la hora de revisar las imágenes en el ordenador, percibo una cierta animación entre fotos que me lleva a  generar esos gif de tono repetitivo, casi obsesivo, a mitad de camino entre la foto y el video. 
En cuanto a las instalaciones y esculturas, solo me limito a recrear escenografías anteriormente fotografiadas con el único propósito de introducir al espectador en la escena, de hacerlo participe de lo que está sucediendo. En este caso la fotografía se convierte en boceto de lo que posteriormente será una escultura.
 En redes sociales me siguen muchos escultores, lo cual me sorprende puesto que nunca lo he pretendido. Sólo trato de dar vida a representaciones humanas para contar historias. Como me decía un amigo, lo mío no son las naturalezas muertas sino los bodegones vivos.
JV: Me parece que en tus trabajos de los años 90 ya incorporas elementos del teatro y la danza, así como referencias mitológicas y de orden alegórico para construir tus fotografías. Parece que la evolución natural hacia un territorio más abierto, ambiguo y complejo en relación al  uso de distintos medios (video, escultura, fotografía) estaba anunciada. ¿Cómo vivías en el pasado y cómo vives hoy esta relación con los distintos medios que empleas?.
CF. Mi primer acercamiento al teatro y la danza surge con la serie “La danza de los malditos” en la que los modelos pertenecían a estos géneros y es ahí donde tomo conciencia del valor de la expresión corporal.
 El cuerpo humano trasmite una poética, una complicidad, una conexión  inmediata con el espectador, pero al mismo tiempo también tiene unas limitaciones. El desnudo tiene unas connotaciones muy potentes de las que es difícil abstraerse, lo sexual, de género o el rol de belleza, son lastres que juegan en contra y creo que tú me puedes hablar mejor de esto.
 De los muñecos me quedo con la inmediatez, las posturas imposibles y la disponibilidad. Realmente son cosas distintas un maniquí es una representación humana y como tal su nivel de abstracción es mayor. Nunca vas a preguntar quién es este muñeco ni porqué está haciendo esto. Sientes que estás siendo engañado, pero como niños no percibimos los hilos ni la mano detrás de la marioneta.
No me arrepiento de haber cambiado la piel por el plástico y, sinceramente no tengo la sensación haber modificado la base troncal de mi discurso, sigo hablando de la soledad, la incomunicación, el desequilibrio o las ansias de libertad.

JV: En tus figuras aprecio una expresividad cargada del histrionismo propio de las máscaras del teatro griego, pero también un tono caricatural e irreverente cercano al cómic o al teatro japonés tradicional. Retomando el asunto de la incertidumbre y la paradoja presentes en la expresividad de los rostros y cuerpos que pueblan tus universos de distopía, tengo la sensación de que tanto fotografías, esculturas y vídeo nos llevan a un campo narrativo donde toda resolución lógica pierde sentido. Tus esculturas permanecen en un tiempo flotante, frágil, más propio de la fotografía, y en tus fotografías el tiempo parece solidificarse como lo hace en una escultura. Incluso en los vídeos el tiempo es circular, paradójico, incómodo. Las acciones están desprovistas de dirección o propósito. ¿Qué papel tiene para ti la expresividad del gesto (corporal, facial) en relación a los distintos medios que empleas?
 CF: Es cierto que las fotos parecen viñetas de comic, quizás por esos rostros histriónicos o por la carga irónica de las escenas.  Creo que mi terreno de juego está en el ámbito del absurdo,  a la manera de Samuel Beckett, Robert Wilson o Dimitris Papaioannou. Y en esto tiene mucho que ver un pequeño movimiento experimental intercambiando las cabezas y las manos de los muñecos lo que me permite personalizar las escenas. Anteriormente eran todos iguales y se movían como colectivo a la manera de Juan Muñoz. Por eso te puedo decir que para mí es muy importante el gesto, hay ideas que son desechadas porque todavía no he encontrado la postura, el enfoque que sea capaz de sintetizar lo que quiero contar…  puedo estar volviendo a retómalas una y otra vez hasta que lo logre. La escultura y el video me están amplificando la visión. Cuando estoy concentrado en la soledad del estudio soy capaz de ver que escena es perfecta para gif y provocar esa situación. En cuanto a las esculturas siempre estarán marcadas por la mirada de un fotógrafo y es  por eso que doy mucha importancia a su iluminación en el espacio de la sala, para generar ambientes en los que hacer participe al espectador.

JV.  El “hombre gris” está presente en tu obra bajo esta denominación desde que presentas la serie homónima en 2012. Este ser fantasmal que deambula en un limbo de carácter surrealista, configura un universo en el que se despliegan todo tipo de alegorías y metáforas sobre una humanidad en estado de permanente crisis.

La dislocación, el paroxismo, la locura, la tensión física y gestual y la suspensión narrativa de tus figuras y sus absurdas acciones nos conducen a un mundo de desestabilización, discontinuidad e incertidumbre  que tu defines como condiciones necesarias para crecer o evolucionar.

CF. Este proyecto expositivo se titula Dis-continua porque entiendo que el desarrollo humano no es algo lineal, las crisis sociales o las depresiones personales forman parte muy importante de nuestro crecimiento. El equilibrio es nuestra razón de ser nuestro propósito constante en la vida.
 A los pocos días del comienzo de la exposición, uno de los vigilantes me llamó alarmado porque la cabeza que estaba en el suelo, como parte del montaje original de una de las obras, apareció sobre la silla que estaba vacía. Alguien debió pensar que se había caído y la colocó donde creía que era su sitio. La moraleja de esta anécdota es que no soportamos el desequilibrio y que siempre estamos buscando el orden de una forma u otra. Lo que sucede es que tenemos miedo al cambio, a la perdida de estabilidad. Pero, como en una bicicleta, sólo mantenemos el equilibrio cuando estamos en movimiento. 

JV. Desde su inmóvil penumbra los personajes nos invitan, a través un ejercicio de identificación y empatía, a  cuestionarnos sobre nosotros mismos. El universo distópico que construyes parece conducirnos a ser testigos de oscuras relaciones de poder, a visitar espacios fronterizos de nuestra propia psique. ¿Podemos entender tu propuesta como una invitación a asomarnos a los espacios de crisis de nuestra mente, enfrentarnos a nuestras propias sombras y ser desafiados a un cambio?

La locura solo es una forma creativa de ver la realidad, y un cierto grado es necesario para ver las cosas con otro prisma. Las crisis no son algo peyorativo, son una respuesta inmune de la psique y como tales debemos verlas, como algo necesario y tremendamente positivo. ¿De que otra manera seriamos capaces de cambiar nuestra manera de pensar?
Creo que el mayor alago lo encuentro cuando alguien me dice que mis fotografías le hacen pensar.

 La serie El hombre gris empezó como un viajero  con una mochila cargada de preguntas. A día de hoy, “el no lugar” que habita me va resultando más familiar pero no menos inhóspito y parece que con los años se van desvelando algunas incógnitas, aunque ya no estoy seguro si en ello tiene  que ver más el tiempo o la experiencia. Lo que sí está claro es, que este trabajo a quien sirve y a quien salva es, a mí. Este es mi propio método de auto-ayuda .


“La acera  muy transitada de cualquier ciudad, todos caminan con un ritmo frenético, en el puro ajetreo cotidiano un hombre levanta la cabeza, su mirada se desplaza desde el suelo para posarse por encima de todos los demás, sus pensamientos pasan a otro nivel. Se pregunta qué hace en aquel lugar, a donde van sus pasos y  qué sentido tiene su vida… luego baja la mirada y sigue caminando.

Ese hombre gris soy yo”.

Esto lo escribí en 2012 pero lo sigo suscribiendo hoy…





 GIF 2020 THE GRAY MAN SERIES



cienmanos gif (hundred-handers gif) 2020 the gray man



la pierna (the leg) 2020 gif.The gray man



pedestal 2020 gif. the gray man

plegaria (prayer) 2020 gif the gray series



ponte en sus pantalones (put yourself in their pants) 2020 gif. the gray man

reflejo (reflection) 2020 gif . the gray man







retorica (rhetoric) 2020 gif. the gray man



inestable (unstable) 2020 gif the gray man

control    2020 gif the gray man





generalisimo tv (generalissimo tv) 2020 gif. the gray man